Menu

¿La tinta blanca (o de colores claros) duele más?


Lógicamente el dolor no depende de ninguna manera del color de la tinta empleada. El origen de esta falsa creencia está en la propia técnica del tatuado. Los colores claros son empleados en las fases finales (para realizar brillos o realzar detalles)  por lo que es  necesario trabajar de nuevo sobre zonas anteriormente tatuadas, que suelen estar más sensibilizadas, con lo que la sensación de dolor se intensifica.